Austeridad Criminal. Todo México estuvo en la Línea 12

La noche del 3 de mayo del 2021, colapsó la estructura de la línea 12 del metro de la CDMX. Una tragedia que dejó un saldo de 26 fallecidos y más de 90 heridos. La “izquierda” lleva más de 20 años gobernando la CDMX, solo ha construido 1 línea del metro y colapsó.

Fernando Requena
Estudiante de 4° semestre de la Licenciatura en Economía

Todo México se conmocionó con la tragedia de la línea 12. Una noche donde ni trabajadores, estudiantes, familiares y seres queridos pudieron llegar a su casa. Muchos nombraron al suceso como un trágico accidente. Pero no, no se le puede llamar accidente a que un día cualquiera se colapse la línea del metro, a nadie en el mundo se le cae el metro, a nadie, puede haber choques de vagones, incendios y/o descarrilamientos, pero caerse una estructura entera no. Es una tragedia, pero está lejos de ser un accidente, el gobierno tuvo que haberla previsto y evitado.

Al día en que redacto la columna, no está muy claro quien o quienes son los culpables o responsables de este evento. Sin embargo, hay un elemento muy importante: la evidente falta de mantenimiento. Esto dado que salió a la luz los recortes al presupuesto destinado al metro. Éstos han ido aumentando desde que llegó la administración de Claudia Sheinbaum. Se reporta en el 2021 una disminución del 22% respecto a lo ejercido en el 2018, según datos del mismo gobierno de la CDMX. Es decir, evidencia tangible de la famosa austeridad republicana, abanderada característica del gobierno encabezado por el presidente López Obrador.

La Línea 12 no es el primer caso trágico de la “austeridad” de nuestro gobierno. No hay más que recordar en los recortes a programas como las guarderías y los refugios para mujeres violentadas, justificadas con el argumento de estar plagadas de corrupción y que era mejor usar esos recursos de otra manera. Ser ahorradores. Otro ejemplo es la extinción del seguro popular y el inicio del INSABI. El cual, hasta la fecha, no ha cumplido todo lo que se planteaba que haría, dado que los recursos asignados han sido bastante bajos y por ello se han tenido que recortar nóminas, no pagar recibos de los servicios de las instalaciones, y no se ha tenido una evidente falta de medicamentos. También están los sonados casos de las medicinas de los niños con cáncer, puesto que al cancelar los contratos con las farmacéuticas que distribuyen estos medicamentos por sus elevados costos, se da como resultado tener a menores de edad sin medicinas con las cuales enfrentar su dura batalla.

La austeridad se evidenció en la cancelación del contrato con una de las calificadoras de PEMEX, Fitch Ratings, diciendo que su costo era muy alto y no era necesario tenerlo. Es sospechoso que, si el gobierno le está destinando un monto considerablemente alto en el presupuesto a PEMEX, ¿por qué cancelar el contrato con una calificadora por su elevado costo? ¿Será porque era la calificadora que tenía la calificación más baja para PEMEX? Otro caso, de los favoritos del presidente, el avión presidencial. Ya se rifó y hasta se vendió 2 veces, pero por la austeridad republicana sigue estacionado, cobrando un lote de estacionamiento puesta está sin ser usado.

Por último, tenemos el infamo aeropuerto de Texcoco. También estaba lleno de corrupción, según datos del presidente, que a ciencia cierta nunca se comprobó, que aparte era muy caro y el país no necesitaba tantos lujos en un aeropuerto. Se podía hacer uno más pequeño y austero como el proyecto de Santa Lucía y cancelando el de Texcoco nos ahorraríamos mucho dinero, decían. La verdad es que no se ahorró nada. Tan solo la cancelación nos costó alrededor de 164 mil millones de pesos según el Secretario de Hacienda. Pero no olvidemos los bonos de este mismo proyecto, hay que pagarlos y su precio es de alrededor de 168 mil millones de pesos, si uno hace la suma llegamos a la cantidad de 332 mil millones de pesos, aparte de esto hay que sumarle que se necesitaran proyectos adicionales para poder conectar a la CDMX con este aeropuerto.

Es muy confuso escuchar al presidente seguir diciendo que el país se ahorró 100 mil millones de pesos cancelando este proyecto, porque nada más las cifras no dan, pero en fin hay más proyectos y decisiones afectadas por la austeridad republicana pero para hablar completamente de ellos tendríamos que hacer otras 2 columnas, y ahorita ese no es el objetivo, sino demostrar cómo el creer que austeridad es la respuesta a todos nuestros problemas y seguir implementando programas clientelares como las becas del bienestar y la pensión a adultos mayores terminan en tragedias como la de la línea 12.

Ahora hablemos un poco de cómo el incidente de la Línea 12 se relaciona con la agenda electoral, porque estamos en año de elecciones y es inevitable no hacer análisis del costo político que una tragedia como esta pueda tener. Muchos analistas políticos señalan que el votante mexicano aguanta mucho y/o es inmune a este tipo de cosas, si bien el mexicano sufre de una gran amnesia y es muy dado a seguir tropezando donde mismo, una vez que el mexicano se harta, se harta. Quedó demostrado en el 2018 como el hartazgo combinado con la habilidad política del presidente López Obrador terminaron por darle una de las victorias más contundentes en la historia electoral de nuestro país.

Al día en que redacto esta columna, el presidente no ha hecho nada significativo por la tragedia ni las víctimas de ella, basto con mencionar el suceso unos 20 minutos en una de sus mañaneras, expresar sus condolencias, pero sobre todo su apoyo incondicional a sus grandes alfiles políticos, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum y al secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, quien fue el que construye e inaugura la línea 12. Ya conocemos cuál es su estrategia de manejo de crisis, minimizar el problema, negarlo y culpar a sus adversarios. El presidente convierte esta tragedia en un tema acerca de él, en cómo se le ataca desde la oposición y como es calumniado por la prensa, ósea demuestra una completa falta de empatía hacía el tema.

Podemos ver al presidente cada vez más molesto y es que ya se le está agotando la narrativa a él y a su autodenominada 4T, ya no pueden presumir de esa superioridad moral de la que tanto hablaban, sin embargo el presidente y su equipo parecen muy confiados en que la gente seguirá creyendo en todo lo que les digan, no han dado respuestas concisas ni mucho menos aceptado responsabilidades por lo sucedido, no entienden que lo que sucedió en la administración de Peña no fue únicamente Ayotzinapa, fue la acumulación de crisis como la casa blanca, estafa maestra, etc. No entienden que esta tragedia no es nada más la foto del día siguiente, es la suma de las historias de las vidas que se perdieron. Se le acumulan las crisis a la 4T; el culiacanazo, los levaron, los feminicidios y el movimiento feminista, la pandemia, la vacunación, corrupción, etc.; y por sobre todo se acumula el enojo en los votantes, enojo del cual López Obrador siempre echo mano y este 6 de junio puede que le juegue todo en contra.

La corrupción es mala, pero la austeridad que termina en tragedia es criminal. Lo que sucedió con la línea 12 es imperdonable, las víctimas y sus familias y seres queridos merecen justicia. Falta cada vez menos para el 6 de junio, y por más que el presidente y su 4T avientan bombas de humo para distraernos, a nadie se nos va a olvidar que el 3 de mayo, todo México estuvo en la línea 12 y queremos justicia.


Crédito de la imagen: Vagón por Markopg. https://pixabay.com/es/photos/metro-tren-cdmx-veh%C3%ADculo-2822276/

Bibliografía:

https://contralacorrupcion.mx/la-mentira-de-sheinbaum-recortes-y-subejercicios-en-el-metro/#:~:text=Estas%20cifras%20se%20enmarcan%20en,punto%20m%C3%A1s%20bajo%20desde%202012.

https://www.forbes.com.mx/politica-naicm-texcoco-costo-cancelacion/

https://aristeguinoticias.com/2302/dinero-y-economia/equivocado-75-del-calculo-de-la-asf-sobre-la-cancelacion-del-naicm-herrera/

https://latinus.us/2021/05/15/protestan-familiares-victimas-colapso-linea-12-metro/

Las opiniones aquí vertidas son exclusivas de su autor/autora, y no representan la ideología del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, ni del Consejo Editorial de la Gaceta Económica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s