¿Es deuda o no?

El pasado 31 de mayo del 2020 fue aprobado por parte del Banco Mundial un préstamo para México por la cantidad de 1,000 millones de dólares, este mismo préstamo fue solicitado días antes el 15 de mayo, y fue anunciado por el subsecretario de la SHCP, Gabriel Yorio.
Fernando Requena
Estudiante de Economía, 2º Semestre

Durante la larga campaña del presidente López Obrador, siempre dijo que no endeudaría al país, que no pediría prestado, que no aumentaría la deuda nacional; y en lo que lleva de su sexenio ha seguido con este tipo de declaraciones, pero sus acciones y las de su administración son diferentes y esto hace bastante confuso entender al gobierno de la 4T.

Si bien, un préstamo proveniente del Banco Mundial no es malo, todo lo contrario, una institución como el BM existe para poder dar apoyo a todos los países para lograr bienestar, prosperidad y por supuesto crecimiento y desarrollo económico. Que el BM haya aprobado este préstamo quiere decir que nuestro país tiene suficiente solvencia para poder pagarlo en un futuro y en resumen confía en nuestra economía; porque recordemos que al final de cuentas el BM es un banco, se le tiene que pagar de regreso y como todos los demás bancos cobra intereses.

El préstamo aprobado es de 1,000 millones de dólares, con una comisión del 0.25% y según El Economista, las fechas de pago ya detalladas son el 15 de marzo y 15 de septiembre de cada año. Este préstamo está dentro del techo de deuda presupuestado por parte de la SHCP y aprobado por el Congreso, por ende, la deuda estaba prevista desde antes que la pandemia del COVID-19 iniciara, por esto tiene mucho sentido que el dinero de este préstamo no esté destinado para los problemas ocasionados por la contingencia del COVID-19. Aunque esta deuda esté dentro del presupuesto que la SHCP menciona, no significa que la deuda no aumente como dice el presidente.

Algo también muy importante a mencionar es que, según registros del Banco Mundial, este préstamo no es el único ni el primero que le ha otorgado a México en los 18 meses de administración de AMLO; el primero fue el 28 de marzo del 2019 por 400 millones de dólares, el segundo 18 de junio de 2019 por 500 MD, el tercero el 6 de febrero del 2020 por 110 MD, el cuarto fue el 27 de febrero del 2020 por 120 MD y el ya mencionado último de 1,000 MD. En total el BM le ha otorgado a México 2 mil 130 millones de dólares en financiamientos, cantidad levemente inferior a los 2 mil 331 MD que el expresidente Peña tuvo en todo su sexenio.

Es totalmente justificable la solicitud del préstamo, son tiempos de crisis y se entiende que se necesita dinero extra para tratar de responder a todas las necesidades de los mexicanos, se entiende que se recurra a deuda (aunque el presidente en ocasiones pueda decir lo contrario), pero se dice y no pasa nada. Aquí lo que cabe recalcar es que el mismo subsecretario Yorio ya declaró que el dinero no se usará para atender la crisis del COVID-19, y aunque aún no han definido bien a dónde irá todo este dinero abre muchas preguntas y muchas suposiciones de lo que puede pasar con ese dinero. Por ejemplo, a mediados de la semana pasada el gobierno anunció la nueva iniciativa para que más jóvenes tengan cuentas bancarias, aunque sean menores de edad, para que puedan recibir los apoyos sociales que el gobierno entrega.

No hay duda de que el presidente aún en plena pandemia sigue haciendo campaña, pues sigue dando declaraciones dudosas, confusas y hasta falsas. Por un lado, tenemos a un AMLO que dice que no habrá más deuda, que no pedirá mas préstamos, difamando al mismo Banco Mundial y otras instituciones parecidas; pero por el otro, declarando que sí se pidió el préstamo, pero que es algo rutinario, y que no endeudará porque ya estaba dentro del presupuesto.

Con todo esto, nos quedan dos tareas fundamentales a los mexicanos: La primera es, no quitar el dedo del renglón en cuanto a saber dónde se usará el dinero de ese préstamo, porque no es poco, estamos hablando de un equivalente al 50% del presupuesto asignado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para el 2020 y en plena contingencia se necesitan esos fondos con urgencia. La segunda y última tarea es seguir siempre al pendiente de lo que nuestro gobierno hace y/o dice, ser ciudadanos activos y críticos de nuestra política nacional, siempre estar informados porque a palabras de Simón Bolívar “un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia.” 

Crédito de la imagen: https://www.valor-compartido.com/banco-mundial-apoya-100-paises-en-respuesta-covid%E2%80%9119/

Las opiniones aquí expresadas son exclusivas de su autor/autora y no representan la ideología del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del mismo, el Departamento de Economía, así como a la Sociedad de Alumnos de Licenciado en Economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s